Cuerpos Menstruantes (y lAs TERF)

Cuerpos Menstruantes (y lAs TERF)

Me ha costado 4 meses escribir este artículo. He tenido la paciencia de convertir el fuego-susto en letra. Y ha sido gracias a muchas lecturas y a las reflexiones-oro de/con Compas-cómplices lo que me han animado a ponerme a teclear.

El objetivo de este texto es posicionarme. Todo lo clara y rotundamente que pueda sobre las realidades trans. Eso sí, antes que nada (y por si no quieres seguir leyendo) diré que: Los derechos de las personas transexuales son derechos humanos y por tanto, se defienden.

 

La cultura menstrual (ubicada) y los retos

Si no he hablado antes de este tema ha sido porque yo difundo cultura menstrual “desde mi”, y no soy trans (soy cis). Por tanto, no siento (ni tengo) el derecho de suplantar estas (tan necesarias) voces. Sin embargo, en todos los talleres y encuentros he planteado el tema como uno de los retos que tenemos que acoger, nombrar y visibilizar.

Así, y desde este ubicar-me que realizo al comienzo de todas las actividad en la que haya participado, he dicho que hablaré de cuerpos menstruantes y/o de mujeres. Utilizando ambos términos desde una misma posición. Sin ir más lejos desde la mía, porque: ¿Cuántas veces me abre preguntado (sin demasiado éxito con las respuestas), “que significa ser mujer”? Si para algunas cis como yo es una pregunta compleja, imagínate para una mujer trans…

 

El acontecimiento

En octubre me contrataron desde Laia Eskola para dar un taller sobre menstruación en formato on-line. El primero en este formato. Dije que si por experimentar el reto de la virtualidad, aunque ya desde el comienzo, el no tener los cuerpos “presentes” me dio bastante vértigo.

Comenzamos la sesión privada, y para mi sorpresa vi, que de entre las 20 compas asistentes, unas 5 tenían la cámara desactivada. Al poco de hacer mi posicionamiento político (perspectiva cíclica anticapitalista, ecofeminista y bla-bla-bla) y de haber dicho esto de que utilizaría los términos de “cuerpos menstruantes” y “mujeres” de forma univoca, una de las “compas”, de las que estaba con la cámara apagada, pidió la palabra para decirme que no le parecía bien, que sino usaba única y exclusivamente el termino mujer, estaba alentando al borrado de las mujeres.

Suelo (lo procuro al menos) ser transparente en la vida y también en cada evento, por lo que le conteste que yo no tenía una posición ubicada porque no conocía esta realidad de cerca (me he cagado en esto varias veces, pero ya paso… y además, ¿acaso seguimos creyendo que por ser feministas tenemos todas las respuestas a los grandes retos que se nos están presentado?), y que por tanto, nombraba el reto para visibilizarlo. Se calló. Pero al final de la charla, tomo otra vez la palabra (sin encender en ningún momento la cámara) y volvió a repetir lo del borrado de las mujeres y tal… Si te digo la verdad, no le di más importancia hasta que esa misma noche la organizadora me envío el hilo de twitter en el que me habían hecho una hoguera.

Que si era una misógina, que venga y dale con el borrado, que si solo menstrúan las mujeres… un montón de lindezas que me pusieron el cortisol por las nubes. ¡Menos mal que no tengo twitter, amiga! Y, sobre todo, menos mal que tengo Compas-amor que me sostuvieron sin dejarme entrar en la absurda guerra del tuit!

 

LAs TERF

Esa semana descubrí lo que significa TERF: Acrónimo del termino en ingles Trans-exclusionary radical feminist, que significa “Feminista radical trans-excluyente”. Conste que son ellas las que se nombran así…

¿Acaso estas mujeres-mujeres (porque las demás debemos de ser de otras categorías), o Mujeres©, como dice Brigitte Vasallo, han olvidado que el feminismo/los feminismos es/son una herramienta para visibilizar las opresiones (y procurar aligerarlas), para que juntas caminemos hacia una vida que merezca ser vivida para TODES?

No diré más sobre esto. Ni sobre ellAs. Eso sí, te recomiendo que veas este video de Irantzu Varela sobre la ley Trans, en el que pone los puntos sobre las íes y en el que desmonta cada uno de los argumentos que suelen utilizar las TERF (¡dale al play, que yo te espero aquí!).

 

El abono que he sacado de la mierda

Como lombricilla que soy y estando acompañada de otras lombrizakas como estoy (especial agradecimiento por el arrope y el manantial de recursos que mi lehengusina P. me ofreció), y pasado el susto de ver cómo puede una convertirse en trending topic así de un momento para otro, me puse manos a la investigación, para desarrollar un posicionamiento claro y contundente. Porque en realidad ya hacía tiempo que debía haberlo hecho (cero justificaciones más, la vida y este precario proyecto dan para lo que dan), sobre todo porque las vidas y procesos de las personas trans importan (y de paso, por si asoma alguna otra de estas mujeres con copyright…).

Entonces, conclusión uno: Seguiré diciendo Cuerpos menstruantes. Porque hay mujeres que no menstrúan (además de las mujeres trans, están las que transitan el climaterio o viven en la plenopausia, las que han vivido una histerectomía, y un largo etcétera de otras posibilidad de mujeres no-menstruantes) y hay personas de otras identidades que sí lo hacen (como hombres trans, o personas de género no binario).

Y conclusión dos: Si me topo en el camino (¡ojala!) con algún cuerpo menstruante no-hegemónico, escucharé con los ojos bien abiertos y los oídos atentos. No hay otra forma de cuestionarnos los privilegios, y hacerlo, es de vital importancia para seguir construyendo un mundo en donde quepamos (a ser posible gustosamente) todes.

 

Recursos para seguir cuestionando (nos) nuestros privilegios como cis

Si quieres indagar en este temazo, además de los recursos que te he dejado linkados en el texto (todos súper recomendables), aquí tienes algunos más:

 

Sigamos construyendo Vidas dignas de ser vividas para todes. Y tú, ¿te habías planteado el tema?

¿Nos compartes algún recurso más?


*La maravillosa ilustración de este post es de Zinteta