Este es el último post de la segunda temporada del proyecto. Y teniendo en cuenta el día que es, que mejor tema que agarrarle al orgullo, a los Orgullos de la diferencia.

 

50 años de Stonewall

Comenzaba el verano de 1969 y probablemente las personas que acudían al bar Stonewall Inn (en New York) se habían aburrido de las frecuentes redadas policiales a las que se veían sometidxs. Aquel 28 de junio, y tras otra habitual ‘visita’ autoritaria, se dieron los disturbios que son generalmente reconocidos como el catalizador del movimiento LGTB. Desde hace unos años a estas siglas (Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales) se le han añadido la Q y el + (de Queer y otras identidades no-normativas).

Hoy en día, en muchísimos lugares del mundo se rememoran aquellos hechos a modo de reivindicación-celebración, aunque desde diversos movimientos surgidos estos últimos años se pide que esta fecha no se mercantilice (para atraer turismo, para realizar macro fiestas… Ya sabes, el capitalismo siempre anda al acecho). Este (renovado y tan necesario) movimiento se llama ‘Orgullo Critico‘. 

También aún existen muchos lugares en el mundo en el que la homosexualidad está penada por ley, actualmente son 70 los países que imponen sanciones por ello, desde la cárcel hasta la pena de muerte. Aunque hayan pasado (ya) 50 años de las primeras reivindicaciones, queda mucho por hacer…

*Si te interesa el tema y quieres profundizar en ello, te recomiendo (mucho) la película ‘Pride‘.

 

Orgullo Menstrual

Aún quedan muchos armarios de los que salir, tanto a nivel individual (dándonos cuenta de que ‘estamos dentro’, siendo capaces de reconocer y aceptar las diferencias personales…) como a nivel colectivo (re-creando la cultura necesaria para que toda diversidad tenga el lugar que merece). 

No es mi intención solapar ni acoplar el orgullo LGTBQ+ con el orgullo menstrual (podríamos asignar un día para esto, eh?!), sin embargo, he querido escribir estas líneas para apreciar que ambas realidades son ‘diferencia’, no-normatividad, periferia, y que por tanto, ambas requieren de Orgullo, visibilización y reivindicación.

En mi caso, salir de los armarios (que me protegen y al mismo tiempo me apresan) está siendo toda una aventura (desde hace muchos años). En este último tiempo he visto la potencia de hacerlo para (también) así cambiar la realidad de lo colectivo. Salir de los armarios no solo me libera a mí, sino que da la posibilidad de crear ‘otras realidades (más) diversas’ en mi entorno.

Como siempre te digo, reconocer donde estoy y saber a dónde quiero ir son los puntos clave para desarrollar un plan de acción (en este caso para salir de armarios varios) que sea compasivo conmigo misma (con toneladas de paciencia), en el que cuente con cómplices que me acompañan y sobre todo, en el que hacerme (mas) daño no sea bajo ningún concepto una opción.

¡Si quieres saber cómo reforzar tu(s) Orgullo(s), sigue leyendo!

 

Resumen del curso 2018-2019 (Temporada 2)

Para los días de mar, río, monte… y sol-sombra (que deseo que tenga(mo)s muchos) y para continuar haciendo espacio a la(s) diferencia(s) de forma Orgullosa que tenemos por (re)conquistar, aquí tienes el listado de los artículos que he escrito durante los 9 meses de este curso.

Espero te resulten inspiradores para continuar el viaje hacia Ti, y por favor, si tienes algo que decir, déjanos unas palabras en los comentarios o escríbeme 🙂

 

Vuelvo en septiembre y seguimos creando #CulturaMenstrual y conjuntando-la con la #EconomíaFeminista. 

Mientras, solo dos cosas: Siéntete Orgullosa del camino recorrido y GÓZATE.


*La foto del post es del ayuntamiento de mi ciudad-pueblo, Irún (Gipuzkoa, Euskal Herria). Aquí (aún) cada año intentamos que la bandera arco iris cuelgue del balcón, como en la mayoría de lugares. Todavía no lo hemos conseguido porque según dicen las ‘autoridades’, la balconada está decorada para las fiestas (de San Pedro y San Marcial) y no hay sitio. Así las cosas por aquí, como te decía, queda MUCHO por hacer.